5 ESTRATEGIAS PARA NO LLEGAR A FIN DE MES EN NÚMEROS ROJOS

Valorar el tiempo que invertimos en trabajar por dinero es vital. En este artículo te presento 5 estrategias para no llegar a fin de mes en números rojos. 

El hecho de que inviertas 8 horas al día en una actividad para generar dinero, ya es bastante significativo. Debes esmerarte en que ese esfuerzo valga la pena. 
No basta trabajar para estar cansado y no poder disfrutar de tus resultados. Es bien gratificante poder cubrir las necesidades básicas y recompensarte cuando así lo decidas.

Aunque algunas personas pueden pensar que vigilar sus finanzas personales o ahorrar es sinónimo de restricciones, no necesariamente es así. 

Solo tienes que tener buenas estrategias para hacer rendir tu salario, que te alcance para cubrir tus compromisos y tener cierta holgura. Es un proceso escalonado, vas a notar cambios en la medida en que te comprometas a ser consistente. 

  1. Piensa en función de tu patrimonio

Es importante ver tus finanzas personales como un todo, cuando piensas en función de tu patrimonio, analizas lo que tienes y lo que adeudas.

Una forma sencilla de calcular tu patrimonio es sumar tus bienes (dinero, propiedades, inversiones, certificados a plazo), todo lo que poseas y no necesites pagar. Luego resta todos tus compromisos, lo que tienes que pagar a corto, mediano o largo plazo. La diferencia entre estos valores, es tu patrimonio. 

Conocer tu patrimonio, es fundamental, porque te ayuda a estar seguro cuando tengas que tomar una decisión que afecte dicho patrimonio. Estarás consciente, si puedes o no dar el paso.

El hecho de que alguien tenga un carro lujoso, resida en un sector exclusivo o tenga contratado servicios primium, no significa estabilidad en su patrimonio. 

  1. No te quedes sin liquidez

Generalmente se piensa en una empresa al momento de escuchar la palabra liquidez. No solamente una empresa debe mantener un buen nivel de liquidez, también es importante en finanzas personales. 

Cuando hablamos de liquidez nos referimos a dinero al que puedas acceder en lo inmediato, además de bienes que puedas vender rápidamente sin disminuir su precio. 

Es recomendable tener una liquidez de al menos 2 meses de tus compromisos fijos. Este valor no incluye ahorros o fondos para salud. Esta liquidez, la utilizarás para resolver situaciones del día a día, y cuando recibas tu salario la repones.

La idea es que si un día tienes problemas para recibir tu salario, o algún cálculo que tenías no salió bien, puedas resolver sin endeudarte.

  1. Utiliza la regla de las 24 horas 

Existen procesos psicológicos que podemos usar a nuestro favor. Piensa en esto, si deseas hacer un chequeo rutinario con el dentista y lo planificas para el día siguiente, y amanece lloviendo, probablemente no irás. Qué sucedería si tú visita al dentista fuera por un dolor de muelas, sin importar la lluvia o cualquier contratiempo, seguro asistirás. 

Esto quiere decir, que aunque postergues algo unas horas, si es realmente necesario para ti, continuarás con la determinación de hacerlo. Si el interés no está basado en una necesidad real, cualquier distracción te hará cambiar de opinión. 

En el proceso de compras, pasa exactamente lo mismo. Cuando postergas una compra que estás a punto de hacer, luego de 24 horas, puedes tomar una mejor decisión, pues no actuaras por impulso.

  1. Deja una libreta en la cocina

Generalmente apuesto a la productividad, hablando de dinero y de tiempo. Me gusta optimizar, hacer más con menos. Dejar una libreta en la cocina te ayudará a ahorrar tiempo, a ahorrar dinero y esfuerzo.

En esta libreta irás anotando los alimentos o productos que se vayan terminando en la casa. Cuando llegue el día de ir al supermercado, tendrás la lista realizada y te dará las siguientes ventajas:

  • No olvidas nada en tu lista.
  • Te enfocas en lo que vas a comprar.
  • No traes cosas demás. 
  • Evitas comprar por impulso.

Empieza ya mismo con esta práctica y verás los resultados. Mejor organización y un notable ahorro al evitar desperdicios y compras impulsivas. 

  1. Compra marcas blancas o marcas propias

Estar atentos a las diferencias de precio entre las marcas de los supermercados, en comparación con las privadas, puede significar hasta un 30% de ahorro.

En primer lugar, debo sacar la bandera de la calidad, nunca sacrifiques la calidad de un producto que le haga grandes aporte a tu nutrición. Sin embargo, si te pones a analizar, hay muchos artículos, que son complementos en tu hogar, que no hace mucha diferencia cambiarlos. 

Por otro lado, te recomiendo que leas las etiquetas de los productos que no estás dispuesto a negociar, y compárala con los de marcas propias. Te darás cuenta, de que en ocasiones, ambas son elaboradas y por el mismo fabricante, solo estás pagando un precio más elevado por la etiqueta. 

En conclusión 

Existen muchas estrategias sencillas para cuidar tu dinero, estas estrategias se convierten en hábitos, que van a hacer un verdadero cambio en tus finanzas personales. 

Si quieres profundizar más en los hábitos financieros para cuidar tu salario, te presento mi Súper Guía que te ayudará con ese propósito. 

Decide hoy prestar atención a los detalles y descubrirás grandes ventajas que aprovechar.

5/5
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Nadhira Ogando
Últimas entradas de Nadhira Ogando (ver todo)

Este post eta disponible tambien en: es