Flor de pascua. Hojas o flores?

La flor de pascua, cuyo nombre científico es Euphorbia pulcherrima, se ha convertido a través de los años, en uno de los principales emblemas de la navidad.

Hojas o flores?

Lo que parecen ser llamativos pétalos, en realidad es un conjunto de brácteas, que son hojas modificadas con las que la naturaleza ha rodeado las verdaderas flores de color amarillo dorado y rojizo, y muy pequeñas con relación a la planta.

 El llamativo color de estas brácteas es capaz de atraer a los insectos polinizadores, constituyendo así una estrategia de supervivencia sencilla pero eficaz.

Un poco de historia.

La flor de pascua, Cuetaxochitl, como la llamaban los indígenas, tiene su origen en México.  El término Cuetaxochitl tiene dos posibles etimologías, “Flor que se marchita” que proviene de la unión de: cuetlahui,  “marchitar”  y xochitl, “flor”.    ”Flor de cuero que proviene de cuetlaxtli, “cuero”, y xochitl, “flor”.

Para el siglo  XVI, ya eran utilizadas en las iglesias, como adorno durante las navidades,  por los frailes misioneros Franciscanos que se encontraban evangelizando a la población de Taxco de Alarcón (México). Luego, durante la época de las Colonias, los mexicanos comenzaron a utilizarlas para decorar sus nacimientos, adornar las iglesias y formar guirnaldas decorativas, en Navidad.

No se sabe con exactitud cuándo empezó a utilizarse el término  “Flor de pascua” o “Flor de la navidad”, pero fue el botánico y estadista estadounidense Joel Roberts Poinsett quien la dio a conocer al mundo. Poinsett  fue nombrado ministro estadounidense en México en 1825 y fue en aquella época, cuando visitó el área del sur de México llamada Taxco de Alarcón que se encontró con esta llamativa planta de hojas rojas que llamó su atención. Recogió unos esquejes que mandó a su invernadero y a su vuelta a los EEUU se dedicó a su cultivo y desarrollo. Más tarde empezó a regalarla a sus amistades por Navidad, acción que poco a poco fue convirtiéndose en una tradición que cada vez fue cogiendo más fuerza. A partir de entonces, en Estados Unidos se empezó a conocer la planta con el nombre de poinsettia y en 1991 se instauró el 12 de diciembre como Día Nacional de la Poinsettia, en conmemoración a la fecha en que falleció Joel Roberts Poinsett (12-12-1851)

Evolución

La apariencia de la Flor de Pascua ha ido evolucionando, ya no es solo la encontrada por Poinsetten en las zonas tropicales de México. Los horticultores han sido capaces de desarrollar arbustos de poca altura y en otros colores como amarillo, rosa, blanco o crema, durazno y rojos más vivos, gracias a la hibridación.

Elección

  • Elige plantas con mucho follaje de aspecto sano y color verde.
  • Asegurate que las flores (capullos)  estén cerradas, si están abiertas la planta te durará poco.
  • Mira que las brácteas no tengan bordes verde.
  • Comprueba que los tallos sean fuertes sin señales de roturas ni indicios de que se estén marchitando. Asi como tambien si la planta se encuentra bien enraizada en el compost.
  • Revisa la tierra, si está húmeda o encharcada y la planta parece marchita, podría tener una enfermedad irreversible de la raíz.
    A la hora de transportarla a casa, llévala envuelta en un plástico o con un papel de periódico, para evitar que sufra durante el viaje a casa.

Cuidados

La flor de Pascua no es una planta difícil, pero necesita ciertos cuidados.

  • La planta puede sufrir por el cambio de ambiente de donde la compraste a tu casa. Por lo que debes procurar colocarla en un lugar de ambiente parecido al de donde la compraste. Si deseas colocarla en un tarro más grande, procura hacerlo sin sacarla el tarrito en que vino ya que es preferible no trasplantarla.
  • Colocarla en un lugar donde reciba la mayor cantidad de luz natural posible, pero sin que le dé el sol; por ejemplo, cerca de una ventana protegida por un visillo. Si bajan mucho las temperaturas por la noche, mejor alejala de la ventana en durante estas horas.
  • No coloques la planta cerca de la chimenea, el radiador de calefacción, la estufa o el aire acondicionado.
  • Riégala  sólo cuando la tierra esté casi seca.
  • Se debe mantener a temperatura fresca y agradable, evitando las corrientes de aires, tanto frías como calientes.
  • Permite siempre que el agua drene completamente.
  • Si lo necesita, abonarla cada 15 días con un fertilizante líquido añadido al agua de riego. Pero no cuando está en flor.

Precauciones

Esta planta se debe manipular con cuidado, tocándolas lo menos posible y lavarse las manos ya que la savia de esta planta, es un látex blanco que al contacto con la piel y los ojos puede causar irritaciones graves.

La flor de pascua es y seguirá siendo el símbolo de la navidad protagonista en los diferentes adornos navideños y una hermosa planta que llena de color, vida y alegría nuestro hogar en estas navidades!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Este post eta disponible tambien en: es