¿Cambian las reglas de estilo después de los 40? Una guía para cada mujer!

Empezaremos diciendo que el estilo no tiene edad. Querer verse y sentirse guapa, hermosa, bella, es válido para cualquier persona, ya sea que se esté en los 20, que se hayan cumplido los 40, los 50 o ya se esté en los 90. Pero en honor a la verdad debo decir que nadie puede usar nada sin importar la edad, ya que hay muchos cambios en la vida: 

Cambios en la forma del cuerpo, causados, principalmente, ​​por las tres o cuatro etapas que atraviesa cada mujer: pubertad, embarazo, menopausia y la etapa alrededor de los 75 años. 

Cambios en la coloración: A medida que se envejece, el flujo sanguíneo de la piel cambia, el cabello se vuelve gris y los cambios hormonales también afectan los colores naturales. Si antes eras de tipo invierno, puede ser que ahora seas o tengas influencias de otoño.

Cambios en la personalidad, que  se desarrolla y madura con los años así como también puede mostrarse con más o menos confianza en sí misma.

Cambios en el estilo de vida:
Podría haber sido una estudiante rebelde de fiesta cuando tenía 20 años y ahora es madre y/o mujer de carrera o ahora está jubilada.

El secreto para lucir bien a cualquier edad sigue siendo el mismo, independientemente de la edad que tengas, vístete con estilos contemporáneos e invierte en elementos básicos atemporales que te favorezcan y vayan acorde con la forma de tu cuerpo, tu color de piel, tu personalidad y tu estilo de vida.

Hemos preparado esta pequeña guía con elementos básicos de estilo para todas las interesadas en ir adaptando su apariencia con cada cambio que experimenten.

  1. Utiliza colores que armonicen con tu tono de piel, el color de tus ojos y el pelo.

    La elección de colores equivocados  pueden hacer que te veas con más edad, triste, apagada, cansada o enferma. En cambio, los colores correctos te harán ver sana y radiante aun sin maquillaje.  

2.  Obtén una visión realista de la forma de su cuerpo, sus proporciones y los cambios que ha tenido, y usa ropa acorde con su forma actual. Personaliza las formas de tus prendas de vestir,  para camuflar esas partes de las que ya no estés muy contenta, pero no olvides resaltar tus mejores puntos!

3.  Cuídate de la mejor manera que puedas pagar. Asegúrate de que tu cabello esté en las mejores condiciones. Un corte de pelo moderno es la forma de verse bien a cualquier edad, pero siempre que vaya acorde con la forma de la cara. Después de los 40, puede que un corte de pelo ligeramente más corto  te sea muy favorable. Y si te vuelves gris y aún no estás lista para el ‘gris’, haz que lo pinte un profesional pero igual que la ropa, utiliza los colores que más te favorecen. Y el maquillaje que tal?  Así como la moda  en la ropa, también la moda en el maquillaje está cambiando y un cambio en esta área puede hacerte lucir años más joven.

4. Demuestra quién eres con tu estilo personal. El estilo personal surge de conocer quién eres, dónde estás y a dónde quieres ir, y se complementa con el reflejo de tu estilo de vida, tus gustos y tus conocimientos. Desarrollar tu estilo personal será un viaje de descubrimiento divertido e interminable.

5. Trabaja en un buen armario con prendas básicas, organízalo por categorías de forma que tengas los atuendos adecuados para cada ocasión. 

Los puntos anteriores son los 5 elementos principales del estilo. Si deseas algunas pautas más sigue leyendo!

PONLE SABOR A TU ATUENDO.

Que llegues o pases de los 40  no significa que tienes que vestirte aburrido. Puedes llevar un estilo chic parisino con un toque de rock ‘n’ roll.  Por ejemplo si optas por el negro, puedes acentuar tu atuendo con una bufanda  corta o chal estampado. 

NO SIGAS CIEGAMENTE LAS TENDENCIAS.

Una de las cosas más bellas de la moda es que es una forma en que las personas dejan que su personalidad brille. Pero a  veces, seguir las tendencias de la moda puede opacar ese brillo, ya sea porque algunas tendencias no favorecen la forma de tu cuerpo, porque los colores no armonizan con tu tono de piel o porque no van con tu personalidad. Por otro lado la moda nos presenta estilos diversos y no es un referente absoluto a la hora de elegir nuestro atuendo, así que si no te gusta algo o sientes que no va con tu personalidad, simplemente no lo uses! Crea tu propio atuendo, tu propio estilo personal, mezclando y combinando tu ropa y accesorios hasta que encuentre algo que le quede bien y que refleje tu propio estilo y personalidad.

MONOCROMA SIEMPRE FUNCIONA.

El monocromático es un estilo muy simple y limpio que te permite ir, no solo de un color de pies a cabeza,  sino también combinar los diferentes tonos y  matices de un mismo color.

La combinación monocromática funciona prácticamente con cualquier color, solo es cuestión de que elijas aquellos que vayan acorde con tu tono de piel, ojos y cabello, y que te hagan sentir cómoda. Puedes jugar con las texturas y las tonalidades para equilibrar, camuflar y resaltar. Por ejemplo, si tienes caderas anchas lo ideal es que uses la pieza inferior (falda o pantalón) con la tonalidad más oscura y la más clara en la parte superior.  Por ejemplo un pantalón o falda gris oscuro y una blusa  gris clara.

También puedes incorporar impresiones y patrones para dividir los bloque sólidos y agregar interés visual a tu atuendo. Por ejemplo,  un pantalón o falda azul liso combinado con una camisa a rayas azules.

CUANTO MÁS FEMENINA MEJOR, PERO SIGUIENDO EL CÓDIGO EQUILIBRIO!

Mostrar algo de desnudo no es problema siempre que se haga con estilo. Por ejemplo, si eliges una blusa transparente, usa una chaqueta elegante sobre ella y esto mantendrá tu atuendo en equilibrio.

TEN ARTÍCULOS  DE ALTA CALIDAD Y MÁS DURADEROS EN TU ARMARIO.

Tener piezas básicas en tu armario te salvará siempre, sobre todo en esas ocasiones en las que estas indecisa sin saber qué ponerte. Estas varían para cada estilo y personalidad, pero aqui te dejo algunas clásicas  que no pasan de moda y pueden adaptarse a cualquier estilo:

Una blusa o una camisa blanca. Dependiendo de la pieza con que la combines, te permitirá encajar en cualquier ambiente.  Asegúrate de que esté a la altura de la cadera para poder llevarla dentro o fuera de los pantalones o faldas.

Un vestido negro.  Es una prenda formal, elegante y reservado. Dependiendo de los complementos que utilices, puedes llevarlo en eventos formales o informales. 

Pantalones clásicos. Estos te sacarán de cualquier apuro, si son de corte recto, mejor!

Una chaqueta o blazer negro. Esta pieza encaja en cualquier tipo de outfit. Puede combinarse con pantalones clásicos, jeans, faldas o vestidos. 

Una falda lápiz negra. Una aliada cuando no quieres ponerte vestido. Puedes llevarla en cualquier ocasión y adaptarla a la forma de tu cuerpo, combinándola con la pieza superior adecuada.

Un buen par de jeans. Estos son cómodos y prácticos y la  facilidad para combinarlos te permitirá utilizarlos en distintas ocasiones. Elige el tamaño y corte adecuado para tu figura.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
5/5
Anita

Este post eta disponible tambien en: es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.